En Liverpool ven un paralelismo tentador entre la salida de Mané y la de Coutinho

Hay clubs que históricamente están dispuestos a vender bien para reconstruirse e iniciar así una nueva etapa deportiva estimulante, incluso gloriosa. Es el caso del Liverpool, equipo que ahora está asimilando la posibilidad  de traspasar a Sadio Mané, uno de sus jugadores más importantes en las últimas seis temporadas para abrir otra era que, de momento, ya ha empezado en las últimas horas con el fichaje de Darwin Núñez, goleador uruguayo del Benfica adquirido en una operación que, entre fijo y variables, fácilmente se irá a los 100 millones de euros. Liverpool Echo, medio de referencia en información sobre los ‘reds’, estableció un paralelismo entre la probable salida de Mané y las consecuencias positivas que trajo para el Liverpool el traspaso al Barcelona de Philippe Coutinho en enero de 2018.





  En Anfield ya han fijado precio para que el Bayern, máximo aspirante al fichaje del delantero senegalés Mané, pueda llenar con una figura carismática el vacío que pueda dejar en Múnich el Bota de Oro Robert Lewandowski, objetivo del Barça.  Liverpool Echo sugirió que en la voluntad de Mané de abandonar Anfield estaría la necesidad de ganar foco saliendo de la sombra de proyecta el otro crack del ataque ‘red’,  Mohamed Salah,  y una mejora salarial. Por ello, en vez de cerrarle la puerta, el club de Merseyside “han sido sorprendentemente complacientes con la solicitud de Mané”,  con un año más de contrato como ‘red’, recordando que la estrategia de comprar jugadores con un gran valor de reventa potencial ha sido tradicionalmente fructífera, con lo que si el Bayern acepta pagar 



los 42,75 millones de libras (unos 50 millones de euros) que pide el Liverpool se considerará “un trabajo bien hecho”. En ese sentido, se subrayó la rapidez con que el Liverpool se ha movido para incorporar al reemplazo de Mané, Darwin Núñez.

  Un argumento de peso para alentar ese cambio de guardia en el ataque de Anfield está en la propia memoria histórica de la conducta mercantil del club.  Liverpool Echo recordó que, disgusto inicial aparte, “casi todas las veces, ese engranaje vital a menudo ha traído mejores consecuencias, los ejemplos son infinitos y se remontan a años”. 



Keegan y Dalglish Mitos del Liverpool

Keegan y Dalglish, mitos  del Liverpool que aun reciben homenajes 

Propias

  Coutinho fue la última salida aparentemente traumática de Anfield. con destino a Barcelona, pero a raíz de su marcha se armö un equipo que, de la mano de Jürgen Klopp, ha jugado tres finales de Champions League, ganando una de ellas. Ya en la era más gloriosa del club, en esa década de los 70 en que cayeron tres Copas de Europa, Kevin Keegan fue considerado irreemplazable cuando cambió Anfield por el Hamburgo y llegó Kenny Dalglish, a la postre una leyenda. Entre la primera Copa de Europa de 1977 y la tercera, en 1981, solamente repitieran en la alineación cuatro futbolistas. En esa época, el legendario portero Ray Clemence, tras 14 temporadas en Anfield, se fue al Tottenham en 1981 y su puesto lo ocupó otro mito, Bruce Grobelaar, que perduó hasta 1994. Mucho más recientemente, la marcha de Fernando Torres al Chelsea trajo paralelamente la incorporación del uruguayo Luis Suárez desde el Ajax, más o menos por la mitad de lo que percibieron en Merseyside del club de Londres.



Lee también